Je suis Paris

   Los ataques terroristas en París son consecuencia de la falta de liderazgo político en Occidente. El retiro de tropas de Irak en 2011 fue un completo error. No es posible seguir obligando la democratización de países que no están listos para recibirla. Hoy más que nunca hay que apoyar a Bashar al-Assad, para evitar que se repita la experiencia en Irak luego de haber sacado del poder a Saddam Hussein.

    No puede ser que los demócratas en los Estados Unidos se sigan oponiendo a una invasión de Siria e Irak. Espero que el próximo gobierno estadounidense (posiblemente republicano) tenga el valor para intervenir militarmente. Es necesario considerar el hecho que ningún ejército europeo tiene la capacidad del de los Estados Unidos. Por lo tanto, a pesar de ser los europeos los más afectados por el terrorismo en estos momentos, no pueden hacer una intervención militar realmente efectiva sin el apoyo de Estados Unidos.

    No hay que confundir a los terroristas con los musulmanes, que terminan siendo los más afectados por los prejuicios. En realidad los musulmanes que llegan a Occidente no son un peligro, media vez logren ser incluidos en la sociedad. El problema es cuando no se logran adaptar. La Unión Europea se enfrenta a una discusión muy compleja. ¿Deben dejar de aceptar migrantes o buscar una forma de incluir a los migrantes marginados para evitar que sean integrados a organizaciones terroristas? Muy probablemente los partidos conservadores se verán favorecidos ante la situación con sus discursos anti migrantes. No sería muy sorprendente que el Parlamento Europeo se llene cada vez más de partidos que se oponen a la UE.  En el caso de Francia, Marie Le Pen pareciera ser la que va a liderar el movimiento en contra de los migrantes. En las elecciones de 2017, Hollande verá complicada su reelección, luego de haberse comprometido a aceptar 24mil migrantes.

Toutes mes pensées sont avec les parisiens.

Luis Fernando Salazar

Anuncios

4 thoughts on “Je suis Paris

  1. Parcialmente tolero el resultado dual de la inserción humana dentro de los parámetros contemporáneos de libertad de expresión, cuando estos se desarrollan en torno a la dicotomía subyacente entre la ingenuidad y la ignorancia. Empero cuando reluce un argumento carente de base teórica, que pretende solucionar de manera simplista un conflicto de la magnitud del que se está hablando -la crisis en Medio Oriente- la tolerancia se disipa, y el carácter que llevo sumido en la profundidad del entrecejo explota, clamándome -de esta manera- interferir directamente, con el proceder de dicho argumento . Pecar de ignorante es algo natural, mas, hacerlo sistematicamente, no.
    En el presente artículo, no es posible encontrar una secuencia lógica entre la desaprobación manifestada respecto al abandono de fuerzas armadas estadounidenses, en suelo iraquí y el peligro de la implementación cuasi-forzosa de un sistema democrático, en territorios donde la cultura – política y social – es antagónica con la de occidente. Este error gravísimo en tu concepción del problema que acontece a Medio Oriente, traduce todo tu argumento, en una irremediable falacia. Realmente, una acción fue suscitada como consecuencia de la asimilación de la otra. Los Estados Unidos retiraron sus tropas del suelo iraquí, debido a que comprendieron – como tú bien lo haces – la imposibilidad de concretar un sistema democrático estable, dentro de un territorio en el cual los Zagros se yerguen como una barrera geográfica formidable. Es así, como dicha cadena montañosa inhibe la cohesión social, concibiendo – de esta manera – un Iraq artificial, conformado por tres nacionalidades distintas.
    Por otro lado, los adjetivos de “superficial, e ingenuo” son los únicos que me permiten comprender, cómo una persona podría considerar efectiva la invasión a Iraq, -y es más, clamar por su retorno- cuando la reciente historia por sí misma nos ha demostrado todo lo contrario. La intervención en Iraq se llevó a cabo por intereses petroleros, que facilitaron la reconfiguración pseudo-democrática de su gobierno. Fue la duradera permanencia de los Estados Unidos en el territorio iraquí la que originó todos los males que, tanto Iraq y Medio Oriente, atravesarían a posteriori,
    El actuar caligrafista de los Estados Unidos dentro de Iraq, radicalizó a los generales afines a Hussein, quienes deseosos de concretar un termidor, conformaron Al-Qaeda -grupo que a su vez constituiría el embrión para el Estado Islámico-. Tras el abandono de Estados Unidos, en dicho país se generó un vacío de poder, que fue cooptado por el EI. No obstante dicha situación jamás se hubiese concretado, de no permanecer Estados Unidos tanto tiempo en Iraq. Asimismo, dicha intervención generó un profundo malestar dentro de la sociedad estadounidense que solicitaba mediante a manifestaciones, el retorno de las tropas, dicha situación constituyó un punto de inflexión dentro del mandato de Bush, el cual fungió como acicate para la elección de Obama -quien entre otras cosas, prometió el abandono estadounidense de Medio Oriente-. Obviamente ningún presidente ejecutará acciones que le cuesten la campaña.
    Entiendo que por cursar en los primeros años de la Academia veas la situación de manera muy superflua, asimismo entiendo que intentes interpretar la situación utilizando un marco teórico “realista”. Pero déjame explicarte que el realismo no es: 1) ni dogmático como enseñan en las aulas, 2) ni sesgado únicamente a la intervención militar. 3) ni necesariamente, directo y confrontativo. Dicho concepto sufrió un cambio diacrónico como cualquier otro concepto desarrollado en esta vida. Es decir, desde un punto de vista realista: el fin justifica los medios, pero esos medios no tienen por qué ser militares. Henry Kissinger consideró que no valía la pena invertir más recursos en Iraq -para mediados de la década pasada-, pese a que las petrolíferas fueron cooptadas por el gobierno estadounidense, dicho hombre se cuestionó la misma pregunta que ahora te planteo; “¿Qué estamos haciendo [Estados Unidos] metidos en Iraq?
    Es lógico, donde encuentres desventajas no vas a invertir recursos.
    Una intromisión extranjera no es promovida por el “valor”, como tú ingenuamente consideras, este tipo de acciones
    engloban una infinidad de consideraciones que requieren el replanteamiento de las situaciones una y otra vez. Los europeos -débiles como los consideras- accedieron a cooperar con Bashar al-Assad y con el gobierno ruso, importándoles “un comino” la intromisión de personal estadounidense en dicha intervención. Considero que te equivocas al aseverar que occidente carece de un líder. Desde mi punto de vista Rusia es ya un líder en el conflicto. Realmente considero una ofensa el que gente estudiada en el tema, encuentre en Estados Unidos la única solución para ponerle un alto al conflicto. Irán cuenta con un ejército sumamente potente que podría disipar al Estado Islámico de manera unilateral, lo mismo con Rusia, empero países como Qatar,y Arabia Saudí dificultan dicho procedimiento ya que se encuentran financiando al EI. El conflicto en Medio Oriente es mucho más complejo que el que tu solución podría socavar. Dicho conflicto encarna la representación contemporánea de los acontecimientos bélicos suscitados durante la Guerra Fría. En él, una amalgama de intereses esbozan el escenario cliché de una partida de ajedrez: Siria encarna al tablero, y las potencias involucradas fungen como los antagónicos contendientes. Mientras tanto,el destino de la región pende de un frágil hilo.
    Por otro lado, debo recalcar como errática tu visión sobre los migrantes sirios. Una vez más pecas de simplista al considerar que ellos pueden ser cooptados por las organizaciones terroristas, pues, los concibes como “un grupo homogéneo de vacas, que pastearán donde subyazca el mejor pasto.” Debo recordarte que “la masa migrante” esta compuesta por kurdos, chiíes y suníes que difícilmente encontrarán afinidad-en especial los dos primeros- con los postulados yihadistas del EI. Asímismo, considero que no solo desconoces la realidad política del conflicto, sino que también la realidad social, al considerar que un kurdo “colaboraría -ya sea por interés, o por que su supervivencia dependiera de ello” con un árabe radical.
    A mi parecer temas como este deberían ser abordados con un poco más de sentido común y base teórica que la aplicada en tu escrito. Espero de corazón poder leer tu próximo artículo, y encontrar en él algo más que un triste, superficial, e ingenuo argumento pseudo-analítico.

    Le gusta a 2 personas

  2. Parcialmente tolero el resultado dual de la inserción humana dentro de los parámetros contemporáneos de libertad de expresión, cuando estos se desarrollan en torno a la dicotomía subyacente entre la ingenuidad y la ignorancia. Empero cuando reluce un argumento carente de base teórica, que pretende solucionar de manera simplista un conflicto de la magnitud del que se está hablando -la crisis en Medio Oriente- la tolerancia se disipa, y el carácter que llevo sumido en la profundidad del entrecejo explota, clamándome -de esta manera- interferir directamente, con el proceder de dicho argumento . Pecar de ignorante es algo natural, mas, hacerlo sistematicamente, no.
    En el presente artículo, no es posible encontrar una secuencia lógica entre la desaprobación manifestada respecto al abandono de fuerzas armadas estadounidenses, en suelo iraquí y el peligro de la implementación cuasi-forzosa de un sistema democrático, en territorios donde la cultura – política y social – es antagónica con la de occidente. Este error gravísimo en tu concepción del problema que acontece a Medio Oriente, traduce todo tu argumento, en una irremediable falacia. Realmente, una acción fue suscitada como consecuencia de la asimilación de la otra. Los Estados Unidos retiraron sus tropas del suelo iraquí, debido a que comprendieron – como tú bien lo haces – la imposibilidad de concretar un sistema democrático estable, dentro de un territorio en el cual los Zagros se yerguen como una barrera geográfica formidable. Es así, como dicha cadena montañosa inhibe la cohesión social, concibiendo – de esta manera – un Iraq artificial, conformado por tres nacionalidades distintas.
    Por otro lado, los adjetivos de “superficial, e ingenuo” son los únicos que me permiten comprender, cómo una persona podría considerar efectiva la invasión a Iraq, -y es más, clamar por su retorno- cuando la reciente historia por sí misma nos ha demostrado todo lo contrario. La intervención en Iraq se llevó a cabo por intereses petroleros, que facilitaron la reconfiguración pseudo-democrática de su gobierno. Fue la duradera permanencia de los Estados Unidos en el territorio iraquí la que originó todos los males que, tanto Iraq y Medio Oriente, atravesarían a posteriori,
    El actuar caligrafista de los Estados Unidos dentro de Iraq, radicalizó a los generales afines a Hussein, quienes deseosos de concretar un termidor, conformaron Al-Qaeda -grupo que a su vez constituiría el embrión para el Estado Islámico-. Tras el abandono de Estados Unidos, en dicho país se generó un vacío de poder, que fue cooptado por el EI. No obstante dicha situación jamás se hubiese concretado, de no permanecer Estados Unidos tanto tiempo en Iraq. Asimismo, dicha intervención generó un profundo malestar dentro de la sociedad estadounidense que solicitaba mediante a manifestaciones, el retorno de las tropas, dicha situación constituyó un punto de inflexión dentro del mandato de Bush, el cual fungió como acicate para la elección de Obama -quien entre otras cosas, prometió el abandono estadounidense de Medio Oriente-. Obviamente ningún presidente ejecutará acciones que le cuesten la campaña.
    Entiendo que por cursar en los primeros años de la Academia veas la situación de manera muy superflua, asimismo entiendo que intentes interpretar la situación utilizando un marco teórico “realista”. Pero déjame explicarte que el realismo no es: 1) ni dogmático como enseñan en las aulas, 2) ni sesgado únicamente a la intervención militar. 3) ni necesariamente, directo y confrontativo. Dicho concepto sufrió un cambio diacrónico como cualquier otro concepto desarrollado en esta vida. Es decir, desde un punto de vista realista: el fin justifica los medios, pero esos medios no tienen por qué ser militares. Henry Kissinger consideró que no valía la pena invertir más recursos en Iraq -para mediados de la década pasada-, pese a que las petrolíferas fueron cooptadas por el gobierno estadounidense, dicho hombre se cuestionó la misma pregunta que ahora te planteo; “¿Qué estamos haciendo [Estados Unidos] metidos en Iraq?
    Es lógico, donde encuentres desventajas no vas a invertir recursos.
    Una intromisión extranjera no es promovida por el “valor”, como tú ingenuamente consideras, este tipo de acciones
    engloban una infinidad de consideraciones que requieren el replanteamiento de las situaciones una y otra vez. Los europeos -débiles como los consideras- accedieron a cooperar con Bashar al-Assad y con el gobierno ruso, importándoles “un comino” la intromisión de personal estadounidense en dicha intervención. Considero que te equivocas al aseverar que occidente carece de un líder. Desde mi punto de vista Rusia es ya un líder en el conflicto. Realmente considero una ofensa el que gente estudiada en el tema, encuentre en Estados Unidos la única solución para ponerle un alto al conflicto. Irán cuenta con un ejército sumamente potente que podría disipar al Estado Islámico de manera unilateral, lo mismo con Rusia, empero países como Qatar,y Arabia Saudí dificultan dicho procedimiento ya que se encuentran financiando al EI. El conflicto en Medio Oriente es mucho más complejo que el que tu solución podría socavar. Dicho conflicto encarna la representación contemporánea de los acontecimientos bélicos suscitados durante la Guerra Fría. En él, una amalgama de intereses esbozan el escenario cliché de una partida de ajedrez: Siria encarna al tablero, y las potencias involucradas fungen como los antagónicos contendientes. Mientras tanto,el destino de la región pende de un frágil hilo.
    Por otro lado, debo recalcar como errática tu visión sobre los migrantes sirios. Una vez más pecas de simplista al considerar que ellos pueden ser cooptados por las organizaciones terroristas, pues, los concibes como “un grupo homogéneo de vacas, que pastearán donde subyazca el mejor pasto.” Debo recordarte que “la masa migrante” esta compuesta por kurdos, chiíes y suníes que difícilmente encontrarán afinidad-en especial los dos primeros- con los postulados yihadistas del EI. Asímismo, considero que no solo desconoces la realidad política del conflicto, sino que también la realidad social, al considerar que un kurdo “colaboraría -ya sea por interés, o por que su supervivencia dependiera de ello” con un árabe radical.
    A mi parecer, temas como este deberían ser abordados con un poco más de sentido común y base teórica que la aplicada en tu escrito. Espero de corazón poder leer tu próximo artículo, y encontrar en él algo más que un triste, superficial, e ingenuo argumento pseudo-analítico.

    Me gusta

  3. A ti gracias por tomarte el tiempo de responderme. Espero tu próxima publicación al respecto.
    ¡Ánimos, vas empezando, y es realmente destacable que te comiencen a interesar este tipo de tópicos, no pierdas la confianza y da siempre lo mejor de ti, no solo como analista, sino como persona!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s