Una propuesta impuesta

    El martes pasado el Comisionado de CICIG en Guatemala propuso la creación de un impuesto contra la impunidad en Guatemala. Hecho justificado por la carencia de recursos y el déficit fiscal que presentan las dependencias del sector judicial en la actualidad, lo cual no permite la lucha directa contra la impunidad.

     A mi parecer es una buena intención, pero recordemos… “de buenas intenciones está hecho el camino hacia el infierno”; y antes de calificar la propuesta de positiva o negativa—lo cual dejo a discreción de cada cual—debemos analizar algunos aspectos:

    Primero, es difícil concebir la creación de un nuevo impuesto cuando enfrentamos una crisis fiscal, que nos tiene al borde de la banca rota estatal. Además, los contribuyentes no confían en pagar impuestos, por los altos niveles de corrupción. Antes que nada se debe retomar la confianza perdida, y eso solo se logra con resultados que aun no se pueden demostrar.

     Segundo, dicho impuesto está destinado únicamente a “grandes patrimonios”; lo cual es algo injusto y luego, genera un desincentivo. Porque si se cobran más impuestos a quienes más contribuyen, se tiende causalmente a recaudar menos (ejemplificado con la curva de Laffer: existe un punto óptimo del que cualquier aumento de impuestos generará descenso en la recaudación). Sería más eficiente cobrar el impuesto (en menor magnitud) a todos los contribuyentes, o simplemente no cobrarlo.

    Tercero, si la justificación es “la urgencia y gravedad” del tema, se deberían de crear impuestos también para combatir: la desnutrición, la crisis hospitalaria y hasta los problemas de presidios. Sin embargo, esta no es la solución al problema fundamental; porque más gasto no redunda en mejores resultados. Por el contrario, se deben optimizar los gastos, suprimir los innecesarios, hasta conseguir los resultados que se desean de manera eficiente—sin ponerle más combustible al incendio—.

    Es probable que existan muchos aspectos más a analizar, a favor y en contra, y es necesario tomarlos en cuenta para que dicha propuesta no sea, solamente… una propuesta impuesta.

Diego Monterroso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s