Destino el Alba

“Quedose Jacob solo y hasta rayar la aurora

estuvo luchando con un hombre… Salía el sol

cuando pasó de Panuel…” (Gén. 32, 24 y 31).

 

“La del alba sería cuando don Quijote salió

de la venta…” . (El ingenioso hidalgo…, I, IV).

 

                                                           

1

Entre rastrojo y barbecho

suave mi alondra canta.

Desde el otoño presiente

la primavera mi alma.

Nada me invita en la noche.

Solo mi destino el alba.

 

2

Deja el verso temblar.

Solo que tiemble.

Una hoja de chopo basta y sobra

para saber si el mundo tiene pulso.

 

3

Llega solo cuando quiere

y  cuando quiere se va.

Toca o no toca. ¿Poesía

o libélula ideal?

Vaga y divaga en silencio,

ungida de libertad.

 

4

Ya no me asegures nada más, poesía.

Nada me jures que te comprometa.

Sigue llegando, tierna y veleidosa,

indecisa e incierta, como siempre.

 

 

5

¡Ay, tarde!, no me entretengas,

que mi destino es el alba.

¡Ay, noche!, no me azarees,

que mi destino es el alba.

¡Ay, luna!, no me arrumaques,

que mi destino es el alba.

¡Ay, viento!, no me susurres,

que mi destino es el alba.

¡Ay, rosa!, no te me entregues,

que mi destino es el alba.

¡Ay, sueño!, no me adormezcas,

que mi destino es el alba.

¡Ay, alba!, no te me ocultes,

que mi destino es el alba.

 

6

Entre el estar y el tener

mi ser pasa como un río

que no se cansa de ser.

 

Amable Sánchez Torres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s