Lo que fue

Fue como un solsticio en primera noche de invierno, en la que  congelamos los relojes, cambiamos el destino y nos sumergimos en la obscuridad del universo.

Quisimos convertir el momento en eternidad y el infinito en final, y a lo único que llegamos fue a estremecernos en algún lugar.

Fue como un equinoccio en primera mañana de otoño, en la que tu naturaleza de árbol de temporada, me enseñó a dejar ir, a dejarte ir.

Fue como un mosaico del cielo, proyectó luces y también rayos, y que ahora solo es un efímero recuerdo de lo que pudo ser y no será.

El inicio y el final, dos veces tu amor.

María Fernanda Roca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s