Distorsión (Reforma a la Constitución)

Diego Monterroso

Ella—un tanto ingenua e idealista por conveniencia—le dice: Maldito sistema, eres una distorsión de lo que debería ser, de lo que está bien.

Él—más viejo con dejo de experiencia añejado—le dice: ¡Calla! que tú serás la distorsión. Tú, serás el sistema.

***

Todo intento de reforma se fundamenta en el descontento de la población ante un problema, planteando una posible solución. La pregunta es ¿por qué para resolver un problema se debe recurrir a la ley? ¿Viviremos en el mundo en el cual lo que el protagonista escribe, se vuelve realidad? Yo quiero mi libro.

cover-php

En realidad, recurrimos a la ley, porque vivimos en un país de naturaleza legalista. Con ello me refiero a que creemos en el poder de la ley como suprema solución. Si algo está mal, se debe legislar. Si alguien hace algo negativo, se debe prohibir con la ley, pero lo que se intentaba evitar sigue sucediendo. Y ante ello solemos decir: “el problema es que la ley NO se cumple”, sin notar que si la ley no se cumple es porque no atiende el problema a raíz.

El problema no es la distorsión de la ley, sino que la ley es una distorsión de la solución.

Nuestro ADN legalista, no sólo nos sugiere la ley como solución, sino como fuente de beneficio i.e. privilegio. La máxima aspiración de todo grupo de interés es elaborar una ley que atienda a sus valores e intereses. Nos gusta la ley porque nos da certeza ante un sistema político inestable. La vemos como ese colchoncito de seguridad. Mientras mayor rango tenga la ley y más difícil sea de modificar, más seguridad nos brindará de que nuestro interés prevalezca por sobre el de los demás.

Escribo lo anterior porque encuentro en estas razones: la distorsión de la solución, y la búsqueda de privilegios, la razón de que actualmente hay grupos de interés intentando aprobar una reforma constitucional que aborda al sector justicia.

¿Por qué reformar la Constitución? Porque es la ley más difícil de reformar y, por lo tanto, la que brinda más seguridad al grupo de interés que la promueve, de que sus valores e intereses, prevalecerán en un largo periodo de tiempo. Sólo hasta que otro grupo con valores contrarios les supere en poder y reforme su reforma. O debo decir, distorsione su distorsión.

La actual reforma a la Constitución es una visión distorsionada de la solución a los problemas de nuestro país. No los atiende a raíz y es más un intento de imponer los valores e intereses de quienes los promueven. Es un intento de resolver una distorsión, con una distorsión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s