Tengo miedo

Ale Bonilla

Tengo miedo.                                                                                                                                                                  No sé si                                                                                                                                                                   de ti, de él o de mí.                                                                                                                                            Pero pareciera que estoy encadenada a sentirme así.

Sola,   herida,   usada.                                                                                                                                       Y me odio por no poder superarlo.

Tengo miedo,                                                                                                                                                              porque cada vez que se acercan a mí                                                                                                          o apagan las luces es como si

mi cuerpo

estuviera

cayendo en

el abismo de sombras

que el dolor y mi mente crean cuando colisionan.

Tengo miedo                                                                                                                                                         a no ser tan valiente como mi madre,                                                                                                        a no ser más fuerte que su inmunda silueta,                                                                                           a no ser libre de su inexistente tacto sobre mi piel.

Tengo miedo.                                                                                                                                                       Eso hace a mis huesos temblar,                                                                                                                      a mis músculos contraerse                                                                                                                               y a mis nervios explotar por el pánico que atraviesa mis órganos                                                    cada vez que alguien me sonríe; y estoy cansada,

ya que todo esto es porque tengo pavor a vivir                                                                                         aun sabiendo que yo misma poseo la osadía para vencerlo.

Pero…tengo miedo.                                                                                                                                Definitivamente de ti.

Definitivamente de él.

Definitivamente de mí.

Así que, al menos espero alguna vez encontrar tu rostro                                                                      entre la oscuridad

para poder  gritarte cuánto te odio y

para poder gritarte cuánto quiero perdonarte.

Tengo miedo,                                                                                                                                                            mas te juro que algún día dejaré de sujetarme a él                                                                                 y me aferraré a mí misma.

Algún día;

     tú, maldito,

ya no serás dueño de mis pesadillas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s